A+ A A-


Diego Rodríguez y Allan Van Rankin logran el subcampeonato en los TC2000

Fue un año largo y lleno de emociones para el equipo Alessandros Racing patrocinado por Alessandros Real State LLC - YEZZ Mobile - M&R - DELUXE MODEL - BrightPhone - 355 Leasing - Global Solutions - Piña colada Swim Wear, donde la montaña rusa los llevó tanto a grandes victorias como algunos reveses, pero todo se tomó como experiencia y fue motivante para que nunca se rindieran.

Para la última fecha del Speed World Copa Notiauto que se corrió en el Óvalo con Foro Sol del Autódromo Hermanos Rodríguez, tanto Diego Rodríguez como Allan Van Rankin llegaron con grandes aspiraciones para conquistar el título, ofrecieron una gran competencia en sus respectivos turnos pero desafortunadamente el tiempo no les alcanzó para derrocar al primer sitio.

“Fue una batalla muy buena, nosotros hicimos una carrera perfecta, nos alejamos de los problemas y supimos resolver las complicaciones del tráfico que se presentó a las pocas vueltas, también algunas banderas amarillas afectaron el ritmo, pero salimos adelante en cada una de las situaciones en contra, lamentablemente no pudimos alzarnos con el título pero estoy satisfecho con el buen trabajo de todo el año, y este subcampeonato es muy bueno”, dijo Rodríguez.

Los dos manejaron de manera perfecta y a pesar que la pista presentó algunas complicaciones ya que en horas previas cayó una leve llovizna, ambos se acoplaron a las situaciones y se apegaron a la estrategia establecida, que era atacar constantemente al puntero.

“Manejamos muy bien los dos, entendimos a la perfección como se presentó la competencia y eso jugó a nuestro favor, empujamos siempre para adelante y esos nos abrió la posibilidad de conquistar la victoria, lamentablemente el tiempo no nos alcanzó y tuvimos que conformarnos con el segundo lugar y el subcampeonato, no estoy triste, sólo me queda el sentimiento de haber podido hacer más pero las carreras son así y esta vez no fue para nosotros”, comentó Van Rankin.

Prensa: Diego Rodríguez y Allan Van Rankin