A+ A A-


Día Mundial del Medio Ambiente: 5 puntos que hacen la Formula 1 más verde

Por más de 70 años la Formula 1 ha sido sinónimo de innovación tecnológica buscando la mayor potencia en el motor, conseguir una aerodinámica que lleve a los monoplazas a mayor velocidad y tener las máquinas más confiables. Sin embargo, hoy en día también se ha vuelto más consciente en reducir el impacto de su huella de carbono.

Afortunadamente, la categoría de autos más importante del mundo ya está enfocada en optimizar los recursos y tecnología disponibles, así como en innovar en cuanto a los procesos logísticos y mecánicos de los vehículos, con el fin de impactar de manera positiva al medio ambiente.

En 2019, la F1 presentó su primera Estrategia de Sustentabilidad, que incluye 5 puntos clave y cuya meta es lograr la neutralidad de carbono en la categoría. En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio), los recordamos:

  1. Motores más eficientes. Con la llegada de la era híbrida (2014) los motores redujeron tamaño y aumentaron eficiencia. Gracias al turbo y al motor eléctrico se requiere menos combustible, y los monoplazas cuentan con los motores de combustión más eficientes y con menos emisión de residuos de la industria automotriz. Una iniciativa que se seguirá desarrollando.
     
  2. Combustible 100% sostenible en 2030. Actualmente la F1 se encuentra en desarrollo de un combustible a partir de residuos biológicos (desechos de basura o biomasa no alimentaria) que en el 2030 cumpla con la meta de cero emisiones netas de carbono.
     
  3. Carreras sustentables en 2025. El nuevo plan de la serie busca que para 2025 todas las ciudades sede de un Gran Premio otorguen carreras 100% sustentables en cada una de las etapas de su organización, y en donde las personas locales se involucren también en las iniciativas.
     
  4. Cultura verde entre los fanáticos. Se promoverá que los aficionados opten por formas más ecológicas de llegar a los circuitos; además de garantizar que las instalaciones mejoren el bienestar de los fanáticos junto con la naturaleza.
     
  5. Huella de Carbono Cero. Para 2030, además de los autos, se espera que la logística de transportación, la fabricación, ingeniería, talleres, oficinas e instalaciones de todos los equipos y comités organizadores de F1 puedan ofrecer una huella de carbono neta igual a cero.
En 2018 se estimaba que las emisiones de CO2 derivadas de la Formula 1 eran de 256,551 toneladas. De ellas, el 45% correspondían a logística de transportación; el 27.7% al transporte aéreo y terrestre, además del alojamiento; el 19.3% a la operación de talleres, fábricas y oficinas; y el 7.3% a las operaciones de transmisión de televisión, carreras de apoyo y hospitalities del fin de semana de las carreras.

El combustible quemado de los 20 monoplazas de los 10 equipos provoca menos del 1% de contaminación, ese es el nivel de eficacia alcanzado.

Para 2030, esas 256,551 toneladas de CO2 deberán reducirse a cero, y el Formula 1 Gran Premio de la Ciudad de México Presentado por Heineken trabaja de la mano de los organizadores de la máxima categoría para llegar a esa meta en el menor tiempo posible.
 
Prensa: México GP